Baterias de Plomo y Acido

La Corriente Continua es posible almacenar, como si habláramos de cajas o latas. ¿Almacenar? Sí. En ingenios comúnmente llamados Baterias, aunque la denominación general más apropiada es la de Acumuladores Eléctricos…

baterias acumuladores plomo acido

En el mundo de hoy, la energía eléctrica es un elemento tan importante que nos cuesta imaginar la vida sin ella. Los trastornos causados en las grandes ciudades por los cortes eléctricos son un ejemplo bastante ilustrativo de esto. La energía eléctrica puede generarse de muchas maneras, pero independientemente de esto, se nos presenta de dos formas principales, como Corriente Alterna (llamada comúnmente “AC”), y como Corriente Continua (llamada comúnmente “DC”).

La AC es la que todos conocemos, ya que hace funcionar prácticamente todos los electrodomésticos de nuestras casas, la iluminación en general, etc. La DC es otra forma de administrar la energía eléctrica, que entre otras cosas, es posible almacenar, como si habláramos de cajas o latas. ¿Almacenar? Sí. En ingenios comúnmente llamados Baterias, aunque la denominación general más apropiada es la de Acumuladores Eléctricos.

Los acumuladores eléctricos tienen la característica de recibir y almacenar la energía eléctrica, siendo capaces de entregarla cuando sea requerida.

A pesar del gran esfuerzo realizado en investigación de los diferentes tipos de materiales los acumuladores o baterias de plomo-acido son las preferidas e insuperables por el amplio rango de aplicaciones que tienen. El plomo es abundante y no demasiado caro y es por esta razón es idóneo para la producción de baterías de buena calidad en grandes cantidades.

Las baterías de plomo acido están presente muy frecuentemente en nuestras vidas , ya que arrancan millones de automóviles todos los días, brindan energía de emergencia a los sistemas de maniobras de las centrales eléctricas que iluminan nuestras casas y dan energía a nuestras fabricas, mejoran la calidad y confiabilidad de las telecomunicaciones, funcionan como backup de energía de las computadoras, brindan iluminación de emergencia, son el corazón de los sistemas de alarmas, intervienen en la energía necesaria para el funcionamiento de ferrocarriles, subterráneos y aviones, empujan a miles de auto elevadores eléctricos en plantas industriales, arrancan grupos electrógenos Diesel, proveen para señalamiento y balizamiento marítimo, almacenan energía solar y eólica para su posterior uso, entre otras aplicaciones que sería muy largo de enumerar.

Esta monografía sobre las Baterías (acumuladores) de Plomo Ácido fue realizado para la cátedra de Tecnología Electronica, la consigna era investigar y defender ante todo el curso una tecnología en particular, no necesariamente sobre electrónica pura, y al encontrarnos en ese momento realizando el diseño de un circuito electronico para el control y carga (mediante paneles solares) de un sistema de baterías para aplicaciones en area rurales nos pareció oportuno ahondar sobre este tema.

A continuación el índice de los artículos:

Más Información sobre las Baterías de Plomo Ácido


Recomendaciones de Seguridad para el Manejo de Baterias de Plomo Acido

Las baterías o acumuladores de plomo-ácido en cualquiera de sus formas son riesgosas para los humanos y el medioambiente si no se tiene ciertas precauciones cuando se las manipula. Como en todos los casos lo mejor es seguir siempre las pautas y recomendaciones de seguridad suministradas por las empresas fabricantes asi como por las organizaciones nacional e internacionales de regulación.

recomendaciones seguridad baterias plomo

Las baterías o acumuladores de plomo-ácido en cualquiera de sus formas son riesgosas para los humanos y el medioambiente si no se tiene ciertas precauciones cuando se las manipula. Como en todos los casos lo mejor es seguir siempre las pautas y recomendaciones de seguridad suministradas por las empresas fabricantes asi como por las organizaciones nacional e internacionales de regulación.

¿Como Manipular con Seguridad las Baterías?

Dado que durante la última etapa del proceso de carga de una batería, se genera hidrógeno, nunca se debe fumar ni provocar arcos eléctricos o chispas cerca de la misma. El lugar de carga de una batería debe tener una buena ventilación. Y aquí vale la pena realizar una aclaración: aún en el caso de las baterías que trabajan con recombinación de gases (denominadas comúnmente “selladas”) es importante que el ambiente donde se encuentran instaladas tenga alguna renovación de aire. En otras palabras, el gabinete no puede ser hermético.

El electrolito, contenido en el interior de una batería de las denominadas plomo-ácido, es una mezcla de ácido sulfúrico y agua desmineralizada, y provoca quemaduras cuando entra en contacto con la piel. Si esto ocurriera se debe lavar de inmediato con abundante agua limpia y, de ser necesario, recurrir a la atención médica. Si es inevitable el manipuleo de electrólito, se deben emplear adecuadas protecciones en las manos y el rostro, como mínimo. Otro tema a considerar, con relación al electrólito, son los derrames. Lo primero que se debe tener en cuenta es que jamás se debe arrojar agua sobre un ácido. Lo que se debe hacer con un derrame de ácido, como ocurre con otros productos químicos, es absorberlo, para luego descartar el material absorbente impregnado en un cesto o bolsa para residuos peligrosos (en otras palabras, no se debe descartar con la basura domiciliaria). Para pequeños derrames son convenientes los materiales absorbentes para productos químicos, de los que en nuestro mercado existen varias marcas y tamaños. En caso de un derrame más importante, se lo puede absorber con arena u otro absorbente no combustible (o sea, el aserrín no sirve). Y por último, por más que se absorba el derrame, puede quedar alguna traza de ácido, que seguirá actuando sobre la superficie sobre la que estuvo derramado. En ese caso, conviene neutralizar la superficie, utilizando una solución de bicarbonato de sodio (125g por litro de agua) para, luego si, proceder a un enjuague final de la misma con agua limpia.

Cuando se trabaja con baterías, siempre se debe tener presente que las mismas están eléctricamente activas. La tapa debe estar limpia para evitar cortocircuitos, no se deben colocar objetos metálicos sobre la misma, las herramientas a utilizar deben estar aisladas, las manos del operario no pueden tener anillos ni relojes con correa metálica y, al conectar los terminales, se debe estar seguro que la conexión a realizar es la correcta.

Una batería es un elemento extremadamente pesado para ser levantado sin tomar las debidas precauciones. Todas las recomendaciones sobre cómo levantar pesos que se brindan en las capacitaciones de Higiene y Seguridad de cualquier compañía son válidas a la hora de levantar del piso un monoblock de 30, 40 o más kilogramos de peso. Siempre tener presente que no es la espalda la que debe realizar el esfuerzo sino las piernas y las rodillas.

Por último, ¿qué hacer con una batería que llegó al final de su vida útil o se encuentra inutilizable por algún motivo? Lo primero que debemos decir es que jamás se la debe descartar con la basura domiciliaria. La batería en su interior, además del electrólito ácido ya mencionado, contiene plomo, material sumamente perjudicial para la salud, si toma contacto con la tierra o las napas o cursos de agua. ¿Se la descarta, entonces, como un residuo peligroso, enviándola a un operador de estos residuos? No, tampoco. Estaríamos cometiendo otro grave error. La batería de plomo-ácido es uno de los productos fabricados por el hombre que mayor porcentaje de reciclado alcanza, reutilizándose todos su materiales, incluido el plástico de la caja. Lo que se debe hacer es ingresarla en un circuito de reciclado, que comienza en los distribuidores del producto  y culmina en una refinería de plomo, donde se recuperan todos los materiales, en primer lugar, el más peligroso de ellos, el plomo. El envío se debe realizar en un transporte adecuado (vehículo habilitado por las autoridades para el transporte seguro de este tipo de residuos). Y si se tiene que realizar un almacenamiento transitorio, las baterías no se pueden acumular a cielo abierto o en un galpón que no tenga su techo en buenas condiciones: el agua de lluvia “lavará” las baterías gastadas o inutilizadas e, inevitablemente, se contaminará con restos de ácido o plomo, que irán a parar a la tierra o la napa de agua. Se debe utilizar un lugar adecuado para guardarlas, hasta tanto se pueda remitirlas a su proveedor habitual.

Más Información sobre las Baterías de Plomo Ácido